El Origen de la Vacuna

En los tiempos que corren, y en plena polémica por los movimientos antivacuna existentes, que aunque muy minoritarios es cierto que se hacen notar, bueno es recordar cuál es el origen de esta técnica de prevención de enfermedades,  y más cuando por lo menos en Europa, ciertos males tales como el sarampión, que desde hace tiempo se habían considerado erradicados, hayan vuelto a reflotar. Aunque para mucha gente el descubridor de la vacuna es el prestigioso y eminente Louis Pasteur, uno de los padres de la medicina moderna, la realidad es que fue un modesto médico británico del siglo XVIII llamado Edward Jenner, quien por mera casualidad, se dio cuenta que las mujeres campesinas de la época que se dedicaban a la ganadería vacuna nunca enfermaban de viruela, una de los azotes infecciosos de la antigüedad y que precisamente en el siglo XVIII causó una gran epidemia en Europa con una gran tasa de mortalidad.

Bluetooth, el Rey Vikingo

Cualquiera que tenga un dispositivo móvil sabrá que entre las diferentes posibilidades tecnológicas que el mismo incorpora, existe una llamada Bluetooth, que no es otra cosa que una manera muy elemental y sencilla de comunicarse inalámbricamente y a corta distancia con otros dispositivos, ya sean teléfonos, teclados, ordenadores, cámaras, impresoras o aparatos de videojuegos.

El Buda Viviente

Estamos acostumbrados a escuchar hablar de las famosas momias egipcias, esas que tanto la literatura como el cine han mitificado e incluso en ocasiones las han convertido en elementos de la fantasía y la ciencia ficción. Los egipcios durante el proceso de momificación vaciaban el cuerpo del fallecido de sus órganos internos con el fin de evitar que las diferentes bacterias que habitan en nuestro interior, así como que insectos externos pudieran saciar su apetito descomponiendo la totalidad de la carne humana;  posteriormente se untaba el cadáver con diferentes aceites y ungüentos y lo envolvían en telas. El objetivo era conservar el cuerpo en el mejor estado posible con el fin de conseguir la unión espiritual con sus dioses y la vida eterna.

Pero no solo los egipcios han practicado la momificación de los difuntos en rituales religiosos y esotéricos; muchas civilizaciones a lo largo de la historia han realizado prácticas de este estilo, con diferentes y variopintas técnicas. Pero hay una que destaca especialmente entre todas ellas, y es la llamada momificación en vida, el denominado Sokushinbutsu, o lo que es lo mismo, convertirse en un Buda Viviente.

El Submarino Volador

Seguramente cualquier persona al leer el título de este artículo habrá pensado que el mismo está referido a algún relato de ciencia ficción o en el mejor de los casos a algún tipo de maqueta o artefacto de juguete. Pero existe un dicho popular según el cual  muchas veces la imaginación o la ficción supera a la realidad, y esto ha sucedido continuamente a lo largo de la historia, y continúa ocurriendo hoy en día. Pensemos en aquellas maravillosas y locas invenciones de Julio Verne, y como una tras otra se han ido materializando con el paso del tiempo.

Existe un organismo oficial en Estados Unidos llamado DARPA, una especie de organización no secreta pero que desarrolla proyectos secretos para el gobierno americano. Podemos decir que sería una especie de laboratorio de investigación científica enfocado al desarrollo de tecnología y armamento militar, pero al margen y de forma autónoma y autosuficiente a lo que es el departamento de defensa. Sería algo así como la NASA pero en versión armamentística.

El Arrebol

A menudo, en medio de una conversación, escuchando la radio o televisión o leyendo, descubrimos nuevas palabras, nuevos vocablos que desconocemos o creemos desconocer debido a que son poco empleados en el lenguaje cotidiano; y a veces alguna de esas palabras nos llama especialmente la atención, ya sea por la sonoridad que tiene, su composición, el contexto en el que se emplea… En mi caso hay varias palabras que en algún momento de mi vida me han atraído y cautivado especialmente, y una de ellas es arrebol.

Arrebol es una palabra muy bonita, que para mí tiene un brillo y una sonoridad especial y que  para algunas personas es una de las más bellas del lenguaje español. ¿Pero qué es el arrebol, qué significado tiene esa palabra? En realidad muy poca gente sabe que el arrebol es ese color rojizo tan pintoresco y llamativo que tiene el cielo al amanecer y al atardecer, cuando el sol está más cercano al  horizonte.

Níobe y el Niobio

El niobio es un tipo de metal muy preciado debido a su escasez, encontrándose presente en un tipo de roca mineral llamada niobita. Su nombre fue dado como homenaje a un personaje femenino de la mitología griega llamada Níobe.

La mitología griega, al igual que otras leyendas, cuenta y mezcla hechos y sucesos de carácter histórico con otros que dan pie a la fabulación y que forman parte de la tradición oral y escrita. Níobe no era una diosa sino una reina, concretamente la reina de Tebas, una población cercana a la capital Atenas, y que en la antigüedad tuvo una gran relevancia en el contexto histórico de Grecia.

Colores Iridiscentes

De acuerdo con la mitología griega, Iris era la mensajera de los dioses debido a que tenía la facultad de trasladarse a la velocidad del viento, ya fuera por tierra, mar o aire, y es por ello que se la presenta provista de alas doradas. Pero a Iris también se la describe vestida con una capa de muchos colores, y este es el motivo por el que a esta diosa se le atribuyera el poder de desencadenar el fenómeno meteorológico del arcoíris.

El arcoíris es un arco con múltiples colores, semejante a la vestimenta de Iris, que se manifiesta durante o después de  la lluvia debido a la incidencia de los rayos de luz del sol en las gotas de agua que permanecen en el aire. Se trata de un fenómeno atmosférico muy hermoso y llamativo que se produce debido a la refracción de la luz. Las gotas de agua actúan como un prisma y desvían y descomponen los rayos de luz blanca en los siete colores que la componen.

El Olfato y la LLuvia

Algo me despertó esta noche bien entrada la madrugada; soy de sueño bastante profundo y en ocasiones no me entero de la mayor parte de ruidos o sucesos que ocurren cuando pernocto. Pero esto en concreto sí que provocó mi despertar, y de hecho formó parte de mi sueño, estaba presente en la historia que mis neuronas cerebrales desarrollaban en aquel momento para facilitar mi recuperación cerebral. Se trataba de un olor, un olor muy especial y característico, un olor muy diferente a otros olores, y para el que los seres humanos somos particularmente sensibles.

Los científicos lo llaman petricor, y no es otra cosa que el olor a lluvia, aunque más específicamente, el olor a la tierra mojada que se humedece cuando llueve. Todos los lectores inmediatamente sabrán de que estoy hablando, ya que seguro que alguna vez han experimentado ese olor, y una vez que lo haces ya no puedes olvidarlo de por vida.

El Arte del Insulto

En multitud de ocasiones he leído y escuchado que el idioma español es el más rico en palabras y vocabulario del mundo; esto estadísticamente no es cierto ya que algunos idiomas como el árabe, el ruso o el alemán, entre otros, poseen una mayor cantidad y variedad de palabras. Sin embargo a nadie escapa que los hispanoparlante sí que somos muy originales y creativos a la hora de insultar y ofender al prójimo. Desconozco si en alguna ocasión se ha elaborado algún estudio al respecto, pero si no somos los primeros en este aspecto, cerquita estamos.

El Ánima del Hércules

Este cañón llamado Hércules data del año 1547 y fue fabricado en bronce en Bélgica, concretamente en la región de Flandes. Durante aproximadamente 300 años se utilizó en las baterías de artillería situadas a lo largo de la costa de la ciudad de Santa Cruz de Tenerife, para la defensa de la ciudad contra ataques e incursiones de barcos piratas, y sobre todo para rechazar los intentos de invasión de los buques de guerra de la armada inglesa, siendo especialmente importantes y célebres, aquellos dirigidos por el almirante británico Horacio Nelson.