Colores Iridiscentes

De acuerdo con la mitología griega, Iris era la mensajera de los dioses debido a que tenía la facultad de trasladarse a la velocidad del viento, ya fuera por tierra, mar o aire, y es por ello que se la presenta provista de alas doradas. Pero a Iris también se la describe vestida con una capa de muchos colores, y este es el motivo por el que a esta diosa se le atribuyera el poder de desencadenar el fenómeno meteorológico del arcoíris.

El arcoíris es un arco con múltiples colores, semejante a la vestimenta de Iris, que se manifiesta durante o después de  la lluvia debido a la incidencia de los rayos de luz del sol en las gotas de agua que permanecen en el aire. Se trata de un fenómeno atmosférico muy hermoso y llamativo que se produce debido a la refracción de la luz. Las gotas de agua actúan como un prisma y desvían y descomponen los rayos de luz blanca en los siete colores que la componen.

Pero no solo el arcoíris debe su nombre en honor a la diosa Iris; también existe otro fenómeno físico, menos conocido pero que todo el mundo  alguna vez en nuestra vida hemos experimentado: la iridiscencia.

Al igual que sucede con el arcoíris, la iridiscencia es consecuencia de cómo interactúan la luz y determinadas superficies y cómo es la estructura de su composición. Existen determinados materiales que tienen una estructura denominada iridiscente, debido en la mayor parte de los casos a que están formados por varias capas, y esto provoca que en función del ángulo con el que la luz incide, podamos ver el  objeto de un color o de otro.

En condiciones normales  la luz se refleja cuando incide sobre una superficie, y es por ello que podemos ver percibir el objeto, su forma, su volumen  y su color. Pero en el caso de que la luz incida sobre algo que tenga  propiedades iridiscentes, esto cambia considerablemente ya que se producen varias y diferentes reflexiones que interfieren entre ellas y producen colores iridiscentes, es decir colores que se perciben de diferente manera según la posición relativa de la persona que observa el objeto con respecto a este.

Podemos observar  colores  iridiscentes en objetos y materia inerte, pero también en seres vivos. Siempre se ponen como ejemplos las pompas de jabón o  el material con el que están fabricados los discos CD, los cuales al girarlos y en función de la luz ambiente, veremos cómo cambian de color ; y también se ponen como ejemplo las plumas del pavo real, las alas de algunas mariposas o la coraza de muchos escarabajos.

 

Todas las imágenes de este artículo están bajo licencia CC0 Creative Commons y han sido obtenidas de Pixabay
 

 

 

 

Referencias:
https://biologiacotidiana.com/la-ciencia-entre-nosotros/curiosidades-cientificas/colores-iridiscentes/
https://www.iluminet.com/iridiscencia/
https://concepto.de/arcoiris
https://www.mitologia.info/iris-la-diosa-del-arcoiris/

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *