Bluetooth, el Rey Vikingo

Cualquiera que tenga un dispositivo móvil sabrá que entre las diferentes posibilidades tecnológicas que el mismo incorpora, existe una llamada Bluetooth, que no es otra cosa que una manera muy elemental y sencilla de comunicarse inalámbricamente y a corta distancia con otros dispositivos, ya sean teléfonos, teclados, ordenadores, cámaras, impresoras o aparatos de videojuegos.

Una curiosidad del Bluetooth es su logo o anagrama, una figurita que suele aparecer en la parte superior de nuestro dispositivo cuando lo tenemos activado.

Pero lo que la mayoría de la gente no sabe es cuál es el origen de ese anagrama y del por qué a esta tecnología se la llama precisamente Bluetooth.

Lo que se pretendía con esta tecnología es unificar diferentes dispositivos, así que para ello se decidió utilizar este nombre en homenaje a un rey vikingo del siglo X, Harald Blatand, quien pasó a la historia por ser el unificador de gran parte de las diferentes tribus de Noruega y Dinamarca en torno al cristianismo.

El nombre de Harald Blatand fue traducido al inglés como Harold Bluetooth, debido a que dicho rey tenía una enfermedad congénita que le hacía tener parte de su dentadura de color azulado.

El logo de Bluetooth es la combinación de las iniciales del nombre, la H y la B, pero escritas en runas nórdicas, el alfabeto utilizado por las culturas del norte de Europa en la antigüedad.

Todas las imágenes de este artículo están bajo licencia CC0 Creative Commons y han sido obtenidas de Wikimedia Commons 
 

 

 

 

Referencias:
https://tecnologia-informatica.com/bluetooth/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *